Captura de pantalla Telemundo51

Una comunidad en el sur de la Florida se ha visto invadida por una ola de pequeños sapos tóxicos, aparentemente producto de las torrenciales lluvias de las últimas semanas.

Se trata del condominium Mirabella en West Palm Beach.


Según expertos los sapos provienen del lago del condominio. Lluvias torrenciales han provocado que se reproduzcan de una forma que tiene a los residentes del lugar viviendo una pesadilla.

Según los expertos no creen que la situación vaya a mejorar pronto ya que además las lluvias han continuado en los últimos días.

Los sapos son conocidos como sapos bufos quienes segregan una sustancia lechosa sumamente tóxica haciéndolos particularmente peligrosos para las mascotas que de ingerirlos podrían poner su vida en peligro.

Vecinos del lugar los ven por todas partes, en los patios, en las piscinas, subiendo por las paredes y ventanas, y hasta tratando de entrar por las puertas de garajes. Se quejan que no se puede caminar en la hierba sin pisarlos, o entrar los carros al garaje sin que entren.


La situación se hace insostenible para los desesperados vecinos, quienes velan particularmente por los niños y las mascotas, para que no salgan de las casas y no esten contacto con estos sapos extremadamente tóxicos.