Samsung Electronics señaló que utilizará algunas piezas del Galaxy Note 7 para fabricar su nuevo modelo de teléfono, el Galaxy Note FE, que comenzará a venderse el próximo viernes en Corea del Sur y tendrá un precio de 611 dólares, reporta Associate Press.

Con un valor menor que el original, la compañía aseguró que el nuevo teléfono, del que solo se venderan cerca de 400 000 unidades, es completamente seguro».

Por su parte, el Note 7 fue uno de los mayores fiascos de la compañía, a pesar de ser uno de los más caros con precios que llegaban hasta los 750 dólares.