Los pobladores de Jagüey Grande, en Matanzas y Caibarién, en Villa Clara, salieron a las calles el jueves para protestar contra el gobierno, por los frecuentes y prolongados apagones que ocurren hace unos cuantos meses en el país, de acuerdo a reportes en redes sociales.

En medio de un apagón salieron a las calles residentes del consejo popular Australia y de la ciudad de Jagüey Grande, sonando cazuelas y gritando “libertad”, “pongan la corriente”.


Otras protestas registradas fueron en las ciudades de Sagua la Grande y Caibarién, minutos después de sus protestas les pusieron la corriente.

En los últimos meses han ocurrido protestas recurrentes en las calles y redes sociales por parte de la población cubana por los apagones frecuentes y prolongados, algo imposible de soportar con ecuanimidad si a eso se le suma otras carencias de todo tipo, siendo lo peor que las autoridades gubernamentales reconocen no tendrá solución a corto plazo.

El pasado 14 de julio en Los Palacios, Pinar del Río, salieron a las calles sus pobladores tocando cazuelas y declaraciones de pobladores desafiando a las autoridades.

El gobernante Díaz-Canel en comparecencia televisiva en el mes de junio, reconoció el descontento en la población cubana por los constantes y extensos apagones a lo largo del país, que se han acrecentado en estas últimas semanas, pese a que en aquella ocasión él mismo aseguró las intenciones de su gobierno de estabilizar la capacidad energética durante el verano.

«Mientras se mantengan los apagones y sigamos sintiendo las molestias, seguirán las insatisfacciones y será difícil cambiar los estados de opinión», dijo en esa ocasión el gobernante cubano, recalcando que ellos hacen los máximos esfuerzos para «afectar lo mínimo posible» a la población.


Su comparecencia en la TV cubana ocurrió dos días después de la protesta que protagonizaron los estudiantes becados en la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte”, cuando permanecieron más de 10 horas sin luz y sin agua, saliendo fuera de sus albergues el 14 de junio dando cacerolazos y gritando “¡pongan la corriente, ping*!”, “¡agua y corriente!”.

Al siguiente día de las protestas de los estudiantes universitarios en Camagüey, vecinos de un barrio en Manzanillo, en Granma, también salieron a las calles por el mismo motivo, apagones hasta por más de 12 horas, consiguiendo que le restablecieran la corriente a los pocos minutos.

Algo que ha empeorado la situación de frecuentes averías, trabajos de mantenimientos continuos y las limitaciones de recursos, es el incendio ocurrido en el bloque dos de la planta Felton, en Holguín, quedando fuera de servicio al menos por más de un año.