Enrique Tarrio Proud Boys

El líder del grupo Proud Boys, que fue arrestado el lunes antes de las protestas planeadas por los partidarios del presidente Donald Trump, fue liberado de la cárcel, pero se le ordenó que abandone D.C. y se mantenga alejado hasta su próxima comparecencia en corte.


Enrique Tarrio, fue arrestado poco después de llegar a D.C. el lunes por la tarde.

Tarrio está acusado de estar involucrado en el derribo y la quema de una pancarta de Black Lives Matter de una iglesia históricamente negra en el centro de DC durante una manifestación pro-Trump el mes pasado.

Además de los cargos de destrucción de propiedad, el hombre de 36 años también enfrenta dos cargos por delitos graves de armas: la policía de DC dijo que los oficiales lo encontraron con dos cargadores de armas de fuego de alta capacidad cuando fue arrestado.

La jueza magistrada del Tribunal Superior de DC, Renee Raymond, ordenó la liberación de Tarrio bajo su propio reconocimiento. Sin embargo, a Tarrio, que vive en Miami, se le ordenó que se mantuviera alejado de D.C. en su totalidad hasta su próxima aparición en junio.


Tarrio, a través de su abogado Lucas Dansie, se declaró inocente de los cargos de destrucción de propiedad y armas. Dansie le había pedido al juez que le ordenara mantenerse alejado solo de Black Lives Matter Plaza y las áreas circundantes en lugar de todo el Distrito.

El juez citó declaraciones y memes que Tarrio publicó en las redes sociales, sugiriendo que destrozaría otros carteles y pancartas de Black Lives Matter.

“Hay pancartas, afiches, pancartas, letreros de ‘Black Lives Matter’ frente a las casas de las personas y cosas por el estilo en todo Washington, D.C.”, dijo el juez.

La policía de DC, que había obtenido una orden de arresto por la pancarta que se quemó el 30 de diciembre, dijo que estaban buscando a Tarrio y lo arrestaron cuando el Honda Crosstour en el que viajaba como pasajero fue detenido por la policía en el túnel de Third Street a las 4: 18 pm Lunes.

La policía dijo que encontraron dos cargadores de armas de fuego de alta capacidad compatibles con un AR-15 / M4 en su mochila cuando fue arrestado.

Las revistas estaban decoradas con la insignia de «Proud Boys», incluida una corona de laurel y un gallo.

Tarrio le dijo a la policía que tenía los cargadores de armas con él porque los vendió en su sitio web y los estaba entregando personalmente a un cliente en DC después de que los artículos habían sido devueltos debido a una dirección incorrecta. Se ofreció a mostrarles a los oficiales «facturas y demás», incluida una etiqueta de envío de USPS.

Con respecto a la quema de la pancarta de Black Lives Matter de la iglesia, la declaración jurada de arresto presentada en la Corte Superior de DC se basa en videos disponibles públicamente del vandalismo de la pancarta de la iglesia, así como entrevistas que Tarrio dio a The Washington Post y otros medios de comunicación, e incluso memes que Tarrio publicó en el que se atribuye el mérito del vandalismo.

Sin embargo, a pesar de las afirmaciones de Tarrio, la policía deja en claro en los documentos que, aunque los videos lo muestran participando en el vandalismo de la pancarta, ninguno de ellos parece mostrar a Tarrio prendiéndole fuego.

Entre los videos citados en los documentos judiciales hay uno que muestra a un grupo de personas vestidas de negro y amarillo que, según la policía, están afiliadas a los Proud Boys, caminando por la calle K frente a la Iglesia Metodista Unida de Asbury, portando una pancarta.

Se ve a Tarrio en el video, agachado junto a la pancarta, sosteniendo un vaso de papel blanco. En un momento, «se ve momentáneamente una llama abierta debajo» de su copa, «pero la fuente de la llama no está clara debido al ángulo de la cámara».

En otro video, parece que Tarrio está sosteniendo un encendedor que mueve de su mano izquierda a su mano derecha, pero la pancarta «parece ya envuelta en llamas» en ese punto.

La declaración jurada también señaló declaraciones que Tarrio ha dado en las que se reclama el crédito por la quema. En una publicación del 18 de diciembre en la plataforma en línea Parler, Tarrio escribió: «En contra de los deseos de mi abogado, estoy aquí para admitir que soy la persona responsable de quemar este letrero».

Pero Tarrio, quien es de ascendencia afrocubana, negó que el acto fuera un crimen de odio. «Lo hice por amor. Amor por un país que le ha dado MUCHO a mi familia».

Añadió: “Lo hice. Ven a buscarme si sientes que lo que hice estuvo mal. Dejaremos que el público decida «.

Cuando más tarde fue contactado por un oficial de policía de DC a través de un mensaje de texto, Tarrio respondió que tomaría el Quinta, refiriéndose a su derecho a no incriminarse a sí mismo.