La empresa rusa de construcción de maquinaria Power Machine quiere invertir en los centrales azucareros en Cuba y modernizar toda la industria.

«Unas 75 turbinas fueron suministradas para centrales eléctricas de ingenios cubanos en épocas de la Unión Soviética. Estas turbinas se han desgastado de manera significativa. Por el momento, acordamos un examen técnico de este equipo con el Partido cubano y ofreceremos una lista de piezas de recambio. Su instalación permitirá restablecer la normal operatividad de estas unidades en el futuro próximo» dijo el director de ventas de exportación de la empresa, Yuri Kolesnikov.

Los especialistas rusos comenzaran a modernizar las centrales eléctricas de las fábricas de azúcar cubanas a mediados del próximo año, después de finalizar la próxima temporada de zafra.

Rusia esta buscando ganar el terreno perdido en la isla con inversiones en varias esferas como transporte y combustible.