Durante la reunión del Consejo de Ministros celebrada recientemente, Ricardo Cabrisas quién es el Ministro de Economía y Planificación dio a conocer los resultados de la economía durante el primer semestre del actual 2017.

Las viejas costumbres siempre van de lo mismo, el misterio con cifras y datos que nunca aparecen en los medios oficiales. Aunque el Ministro comentó, “durante el primer semestre del año el desempeño de la economía nacional estuvo en correspondencia con los pronósticos elaborados para la planificación del 2017”.

Ante tan corta declaración es claro que la situación no marcha muy bien, pues el plan se había elaborado en medio de una tensa situación con la disponibilidad de divisas, con la perspectiva de que no se obtuvieran los ingresos previstos debido a la caída de las exportaciones, además de que se mantuvieran las limitaciones en el suministro de combustibles.

A pesar de los pocos datos que ofreció, sobresalen los incumplimientos en el transporte de cargas por ferrocarriles, en las producciones de leche y carne vacuna, así como las 300 mil toneladas de azúcar dejadas de producir en la zafra recién concluida.


Por el camino que van las cosas es muy probable que regresen los tiempos en que ni siquiera se sabía cuándo se reúnen los altos mandatarios de la isla.