Los cargos contra la superestrella de MMA, Conor McGregor, provenientes de un incidente fuera de un hotel de Miami Beach, fueron retirados el lunes después de que se resolviera una demanda civil con la víctima.


McGregor fue acusado asalto y robo después del incidente del 11 de marzo en las afueras de Fontainebleau, en el que golpeó un teléfono de la mano de un hombre y lo pisó varias veces.

McGregor levantó el teléfono y se fue con él, según el informe policial.

Una vez que se llegó al acuerdo, la víctima se negó a cooperar con la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Miami-Dade, lo que obligó a los fiscales a abandonar la investigación y los cargos.

McGregor estaba en el sur de la Florida en ese momento con su novia y su hijo pequeño para celebrar el cumpleaños de su madre.


Según los informes, alquiló la mansión de Versace para la fiesta. La policía de Miami Beach lo arrestó en su casa de alquiler en Key Biscayne.