Gasolinera en Miami. Foto: Cuba en Miami

Residentes en Miami entraron en pánico tras el anuncio del estado de emergencia decretado por el gobernador Ron DeSantis y salieron a las calles a buscar gasolina.

La desesperación de los residentes de Miami provocó colas y que algunas gasolineras quedaran sin combustible teniendo que cerrar las bombas hasta que llegara el suministro.


El gobernador Ron DeSantis declaró el estado de emergencia el martes en respuesta a la escasez de gas que ha sido causada por el cierre de un importante oleoducto luego de un ciberataque.

Expertos han asegurado que el Sur de la Florida no debería verse afectado porque no recibe combustible de ese oleoducto aunque otras zonas del estado si.

Imágenes en redes sociales muestran a personas llenando varios tanques de gasolina además de los autos.


La razón por la que puede ver que su estación de servicio local se está quedando sin gasolina es porque las filas de personas que entran en pánico y acumulan gasolina como lo haría antes de un huracán.