Una ola de robos se ha reportado en un vecindario del este de Hialeah con alguno de ellos muy próximos a la misma estación policial de la ciudad.


Los ladrones aprovechan la oscuridad de la noche para acercarse a los vehículos estacionados afuera de las viviendas a ver si hay algo de valor dentro de los mismos.

Grabados en cámara, van revisando las puertas para encontrar si alguna está abierta pero sino de igual forma rompen los cristales y abandonan la escena con lo que puedan agarrar de la propiedad ajena.

Varios residentes en el área entregaron a las autoridades videos de sus cámaras de seguridad donde se ve a los sujetos revisando las puertas de sus vehículos.

Las robos se han reportado con creciente frecuencia en el vecindario entre las calles 50 y 60 del este y entre la primera avenida y la sexta.


La policía ha aumentado la presencia en esta zona, para darle más seguridad a los vecinos y recuerdan a los residentes no dejar artículos de valor dentro de los autos.