Daniel Rushing de 65 años quien presentó una demanda judicial después de que un test antidrogas de la policía determinara erróneamente que los restos de azúcar glaseado hallados en su automóvil eran metanfetamina recibió una compensación de 37.500 dólares, informó el lunes un medio local.


El diario Orlando Sentinel indicó que Daniel Rushing desde el primer momento en que fue confrontado por la policía un día de diciembre de 2015 sostuvo que las manchas de color blanco visibles en el suelo de su auto eran restos de unas donas que había comido.

Rushing fue detenido por la policía por no haber respetado una señal de tráfico y cuando estaban hablando, un agente vio las manchas en el suelo y sospechó que eran restos de droga porque la sustancia estaba cristalizada, señala el diario.

La policía se encontraba investigando denuncias de venta de drogas cerca de un establecimiento en el que Rushing había parado antes de ser interceptado por los agentes.

Semanas más tarde unos análisis hechos en laboratorio demostraron que lo que decía Rushing era cierto y no se trataba de droga, por lo que el expediente judicial fue anulado.

Inmediatamente planteó una demanda contra la ciudad de Orlando, con cuyos representantes llegó después a un acuerdo para retirarla a cambio de 37,500 dólares, según contó Rushing al Orlando Sentinel.


El hombre, que dice haber tenido problemas para encontrar trabajo a causa de su detención, recibió el cheque la semana pasada.