Un grupo de personas sacaron de las Marquesas, unos islotes ubicados a 20 millas al oeste de Cayo Hueso, restos de más de una docena de embarcaciones que habían sido utilizadas por cubanos para llegar a Estados Unidos, reporta El Nuevo Herald.


“Las hacían de espuma de goma, tela de toldos, piezas de aluminio, cualquier cosa que pudieran convertir en objetos flotantes. Es un testamento al deseo de las personas de buscar una vida mejor”, afirmó Dan Clark, gerente de los cuatro refugios naturales nacionales en los Cayos.

Por su pate, Glen Way, agente de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC) relató cómo era encontrar en el mar a muchos cubanos que trataban de llegar a tierra.

“Todas las veces que procesé o ayudé a procesar a migrantes frente a las costas, todos tenías unidades portátiles de GPS. Y las coordenadas que tenían en sus dispositivos eran Loggerhead Beach, cerca de Tortugas, Fort Jefferson o las Marquesas”, dijo Way, quien también aseguró que en estos casos la prioridad era rescatar a las personas, no las embarcaciones.

“Es un reto” rescatar las embarcaciones, afirmó Clark. “Nadie sabe realmente porque vienen del extranjero, así que de hecho se convierten en propiedad del lugar donde quedan”.