Autoridades de Panamá rescataron a cinco cubanos víctimas de una red de tráfico humano que les cobraban entre $500 y $600 para atravesar de forma “expedita” el país centroamericano en su viaje rumbo a Estados Unidos.

Entre los detenidos se encuentra un ciudadano costarricense, señalado de ser el líder de una de esas organizaciones criminales, y tres panameños, dijo el Ministerio Público.

“Todas las víctimas están siendo atendidas por la Unidad de Protección a Víctimas Testigos, Peritos y demás intervinientes en el proceso penal, en donde un grupo interdisciplinario de especialistas les ofrece orientación y ayuda oportuna”, dijo la información judicial.

En el arresto participaron autoridades de Colombia y Costa Rica, y con la colaboración de Policía Nacional y Servicio Nacional de Migración de Panamá.