Patrulla Fronteriza en la frontera. Foto: F Armstrong Photography / Shutterstock.com

Este domingo fuerzas de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos rescataron a 77 inmigrantes, la mayor parte eran cubanos, cuando trataban de cruzar desde un punto de Sonora, estado mexicano, hacia Arizona.


Jhon R. Modlin, jefe del sector de Tucson de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), comunicó en su perfil de Twitter:

“Los agentes de la Estación Ajo encontraron a 77 migrantes cerca de Lukeville, Arizona, el grupo estaba formado por unidades familiares y adultos, en su mayoría de Cuba”

“Los traficantes continúan explotando a los inmigrantes de numerosos países para obtener ganancias”, agrego Jhon R., aclarando además que en el grupo de los 77 que en su mayoría eran cubanos, había inmigrantes de Brasil, México y Perú.

Ese mismo domingo ya se había informado por autoridades de México que habían encontrado a 82 inmigrantes cubanos que viajaban en la caja de  un tráiler que circulaba por la carretera Saltillo-Monclova, en Coahuila, estado fronterizo con Texas.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, más de 20 mil inmigrantes cubanos ingresaron de manera irregular a EE.UU.a través de la frontera mexicana durante los últimos tres meses de 2021. Mientras que en diciembre, en ese solo mes se registró una cifra récord de 7,983 de cubanos que ingresaron a suelo estadounidense.


 Dada la avalancha de inmigrantes tanto por vía marítima como por terrestre autoridades de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos han intensificado la labor de detección de inmigrantes ilegales que intentan entrar al país, manteniendo además una mayor vigilancia de sus fronteras.

También autoridades migratorias de México intensificaron los operativos contra los inmigrantes irregulares desde comienzos de este año 2022, con el fin de frenar el creciente ingreso a territorio mexicano con la intención de cruzar sus fronteras con Estados Unidos.

Según un informe en el mes de noviembre de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) precisó que más de 70,000 inmigrantes fueron víctimas de secuestros o tráfico de personas en México durante la última década.