El reporte del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa reveló que Rusia hackeo el sistema de elecciones de la Florida logrando acceso a al menos un centro de votación.


La impactante revelación salió a la luz el jueves después de que los funcionarios del gobierno finalmente cerraron la tapa de la investigación de 448 páginas del Fiscal Especial Robert Mueller sobre la posible colusión entre la campaña de Trump y Rusia.

Se confirmó antes que los ciberterroristas rusos intentaron infiltrarse en los sistemas electorales de Florida, pero el expediente de Mueller proporcionó nuevos detalles sobre el alcance de la operación y como tuvieron éxito en al menos uno de los colegios electorales.

El informe no revela si alguna información fue manipulada o cambiaron algo en el resultado de las elecciones pero el entonces candidato Bill Nelson quien perdió por estrecho margen con Rick Scott ha venido denunciando que la influencia rusa en las elecciones de Florida.

Según Mueller, la agencia de inteligencia militar de Rusia, el GRU, intentó acceder a las bases de datos electorales del estado en noviembre de 2016 mediante el uso de correos electrónicos de suplantación de identidad (que parecen ser de la empresa de tecnología de votación VR Systems) que contenían malware.


Los correos electrónicos contenían un documento de Word adjunto codificado con software malicioso [comúnmente denominado troyano] que permitía que la GRU acceder a la computadora infectada.

Se dijo que el plan se había descubierto tras una investigación separada realizada por el FBI poco después de que se enviaran los correos electrónicos por primera vez.

Al concluir el examen, Mueller dijo que el FBI determinó que los piratas informáticos tuvieron éxito en violar los sistemas de «al menos uno», de los sistemas de un condado no identificado de Florida.

El año pasado, el ex senador estadounidense Bill Nelson advirtió que los rusos habían obtenido acceso ilegal a la información de los votantes de Florida y ahora tenían «rienda suelta» para manipular las elecciones.