Foto de archivo

enuncian desde su perfil en Twitter una organización de la sociedad civil independiente de Santiago de Cuba, nombrada Mujeres Esperanza denunciaron el feminicidio de una cubana embarazada ocurrido en Santiago de Cuba el pasado 6 de diciembre.


Rosangela Vargas Noaya es el nombre de la fallecida que tenía 24 años de edad y se encontraba embarazada cuando fue asesinada por su expareja, dejando una niña de 8 años, dijo la organización Mujeres Esperanza en su perfil de Twitter:

“#Cuba: Rosangela Vargas Noaya de 24 años y madre de una niña de 8 años fue asesinada en la mañana de ayer por su expareja, el sepelio se efectuó en la mañana de hoy. Según fuentes consultadas, se encontraba en estado de gestación cuando fue asesinada. #NiUnaMas #NiUnaMenos”

Días atrás  se vio involucrado el trovador Fernando Bécquer en acusaciones de abuso sexual que le hicieran 5 mujeres en sus testimonios, una de las mujeres hizo la denuncia oficialmente, en que tardíamente la Federación de Mujeres Cubanas dio su apoyo.

Después de horas de hacerse la denuncia oficial el gobierno cubano anuncio:

«Estrategia integral de prevención y atención a la violencia de género y la violencia en el escenario familiar».


Pasando a ser el Acuerdo 9231 del consejo de Ministros, lo que la prensa oficialista califica como:

“Un nuevo instrumento para transversalizar el enfoque de género a todas las áreas y organismos que inciden directa o indirectamente en la supervivencia de este fenómeno”

Esta estrategia integral recoge al menos a dos de las peticiones por parte de las feministas en Cuba:

1ro que el componente Legislativo en el artículo 17 da su primer paso al reconocer la pertinencia de una ley integral de género.

“Actualizar las disposiciones normativas sustantivas y procesales para garantizar el acceso a la justicia de las víctimas de violencia de género en correspondencia con la Constitución de la República de Cuba y las obligaciones internacionales contraídas por el país…” “Evaluar la pertinencia de diseñar una norma integral que regule la respuesta social a la violencia de género; con rango de Ley”, también piden: “Fortalecer los mecanismos que garanticen el acceso a la justicia de víctimas de violencia de género e impida la impunidad de los agresores”.

En el artículo 18 piden se expongan las “Estadísticas e Investigaciones”, sobre violencia de género en Cuba:

“Garantizar la obtención, procesamiento, disponibilidad y divulgación de información de calidad acerca de la violencia de género en diferentes ámbitos”