El reguetonero cubano Osmani García se sometió a un tratamiento para quitarse los tatuajes de la cara y mostró a sus seguidores como era el proceso.


Osmani decidió quitarse uno de una rosa que está en uno de los lados de su cara y según relató, fue bastante doloroso.

El tatuaje de la rosa en llamas se lo había hecho Osmani en honor a su madre.

Osmani dijo que una de las razones que lo llevaron a retirarse el tatuaje de la cara es tratar de comenzar una carrera en el mundo del cine en Hollywood.

Sus seguidores le dieron la enhorabuena por la decisión de quitarse el tatuaje de la cara.