Según informó el Servicio Sismológico Nacional de Cuba, un sismo de 3.1 grados en la escala de Richter sacudió y fue percibido el sábado por la noche en la zona oriental de Baconao, en la provincia de Santiago de Cuba.

El evento sísmico no ocasionó daños humanos ni materiales y fue ubicado a 11.5 kilómetros al sureste de Playa Baconao, a una profundidad de 45 kilómetros, precisó el informe divulgado por medios locales.

Los reportes de percepción de este movimiento telúrico además de Baconao, se registraron en varios puntos de la ciudad de Santiago de Cuba, la cual tiene una población que ronda los 500.000 habitantes.

De acuerdo con especialistas locales, Cuba es un país sísmicamente activo, especialmente su región oriental, ya que se encuentra en la frontera de las placas tectónicas de Norteamérica y el Caribe.