Las autoridades cubanas han reforzado la vigilancia contra el opositor cubano Daniel Llorente, quien permanece detenido en el Hospital Psiquiátrico de La Habana, luego de que fuera violentamente arrestado el 1 de mayo por manifestarse con la bandera estadounidense frente a Raúl Castro.


Según su hijo Eliécer Llorente, el disidente ha pedido incontables veces hablar con el director del centro médico, y que espera poder entregar en la Embajada de Estados Unidos en La Habana una carta escrita por su padre al presidente Donald Trump y al senador Marco Rubio. El propio Llorente pidió que no cese la campaña a favor de su liberación.

“Todavía está en Mazorra (…) Le pidió una entrevista al director del hospital, porque él fue el que permitió que mi papá estuviera ahí. Mi papá dice que hay dos razones para estar ahí. Una es psiquiatría y otra es un delito, y ninguna de las dos él ha hecho. Él dice que no le han dado sol desde que llegó ahí. Es todo el día ahí metido en la celda. Ahora aumentaron la seguridad, le quitan el teléfono, el carné. Antes nada más había un solo custodio y ahora tres, cuatro, cinco. Le pido a los medios de prensa y a las personas en el mundo que sigan apoyando a mi papá, para poder conseguir su libertad”, reclamó el hijo de Llorente.

Fuente: martínoticias