El emocionado abrazo de un padre con su hija, en Cuba. No se conocen los pormenores del caso, pero no hacen falta para captar y compartir, la emotividad de momento.

Por supuesto que no es la primera vez que experimentamos una imagen como esta, pero la sensación siempre es nueva, los cubanos le han dado otra significación a la palabra «reencuentro».

Ese increíble abrazo único se multiplica, cientos o miles de veces en cada instalación aeroportuaria, en cada hogar, en cada lugarcito de Cuba.

Por eso los cubanos tratan de no demorar el reencuentro, el regreso, para poder disfrutar de ese abrazo especial, nostálgico y mágico.