Larry Kelly, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional de Miami-Dade, aseguró que aunque el huracán María se encuentra al este, sus vientos están empujando el agua hacia la costa, lo que podría generar corrientes de resaca en las playas del sur de la Florida, asegura El Nuevo Herald.

“Creemos que esto continuará durante un tiempo”, dijo Kelly.

Las corrientes, que podrían sentirse hasta el jueves de esta semana, afectarán mayoritariamente al condado Palm Beach, pero Miami-Dade y Broward también deben estar atentos.

“Si vas a la playa, sólo mantente a salvo. Las corrientes de resaca son mortales y se encuentran a través del sur de la Florida», aseguró.


Asimismo, el experto dijo que los bañistas no deberían nadar o ir más allá de un nivel de agua por las rodillas.

Si alguna persona se encuentra atrapada en una corriente, lo correcto es nadar de forma paralela a la costa hasta que pase la corriente.