Las Damas de Blanco asistieron como todos los domingos fueron a misa en la iglesia de la Caridad, en Centro Habana. Después portando fotos de presos políticos, marcharon por las calles acompañadas de una decena de opositores. Al llegar a un área donde hay una zona de conexión wifi muy frecuentada comenzaron a distribuir el semanario de corte opositor La Nueva República y que animaron a la población a exigir el cambio y la libertad en la isla, y ahí fue cuando las reprimieron.


«De las 13 Damas de Blanco que participábamos en la marcha, nueve fuimos arrestadas violentamente, y nos condujeron a la estación de policía de Zanja, tengo mucho dolor en la espalda porque me arrastraron y golpearon», declaró una de las activistas, Sonia de la Caridad González Mejías.

González fue arrestada junto a otras ocho mujeres y cuatro hombres y, según dijo, trataron de imponerles una multa de 30 pesos. La opositora refiere que se negó a firmarla, «porque por reclamar mis derechos y pedir la libertad de mi país no le pago multas a los Castro», aseguró.

Este vídeo del activista Serafín Morán muestra parte de la represión hacia las Damas de Blanco y se oyen las voces del pueblo apoyando a las mujeres.