Residencia Permanente (Green Card)

Los cubanos acabaron el día sorprendidos con la noticia de que se acaban los beneficios y las ventajas migratorias que teníamos en Estados Unidos.


Obtener la residencia permanente ahora tendrá mucho más valor para los cubanos que antes, conseguirla no será fácil como no lo es para el resto de inmigrantes que llegan a Estados Unidos y por eso mantenerla es muy importante.

Aquí les dejamos algunas razones por las que se puede perder la residencia permanente (Green Card).

1. Cometer delitos: Uno de los requerimientos fundamentales para obtener y mantener la residencia permanente (Green Card) y no tener historial criminal. Si usted comete tal acto, podrá tener que comparecer ante un Tribunal de Inmigración para determinar su derecho de continuar como Residente Permanente’.

2. Radicarse fuera de Estados Unidos: Permanecer fuera de Estados Unidos por un tiempo prolongado podría hacerles perder la residencia permanente (Green Card). Una de las condiciones para mantener las residencias es residir en los Estados Unidos. Siempre debes regresar antes de que se cumpla el año de estar fuera.

3. Declaraciones de Impuestos: Las leyes de Estados Unidos exigen que todos declaren todos los ingresos que se reciben incluso si estos son fuera del país. Fallar a la hora de declarar todos los ingresos en la declaración de impuestos podría significar la perdida de la residencia permanente (Green Card).


4. Mentir en la solicitud: Mentir en la solicitud de la residencia permanente (Green Card) es considerado una falta grave y podría terminar casi sin duda en la pérdida del estatus migratorio. La mentira no necesariamente tiene que ser descubierta en el momento de la solicitud y hasta años después podría tener consecuencias.

Otras razones que lo descalifican inmediatamente son:

  1. Realizar o haber llevado a cabo labores de espionaje o haber participado en un intento para derrocar al gobierno de los Estados Unidos.
  2. Haber realizado cualquier actividad que pueda clasificarse como terrorista.
  3. Membresía en un partido totalitario, en el comunista o en el partido nazi.
  4. Haber participado en un genocidio.
  5. Ser una carga pública o cuando es probable que se va a ser en el futuro.
  6. Haber participado de cualquier forma en lavado de dinero o pretender entrar a EEUU para desarrollar esa actividad delictiva.
  7. Ser un médico o personal de sanidad que carece de la debida cualificación o certificación.
  8. Estar ya en Estados Unidos y haber entrado al país cruzando ilegalmente la frontera. Es decir, no hubo un control migratorio en una aduana terrestre, en un puerto o en un aeropuerto y, por
  9. lo tanto, ningún oficial de inmigración admitió o le concedió una parole al extranjero que ahora solicita la green card.
  10. No haberse presentado en Corte cuando se tenía una citación durante un proceso de deportación.
  11. Haber presentado o utilizado un documento de identificación falso.
  12. Asegurar falsamente que se es ciudadano de los Estados Unidos.
  13. Llegar a EEUU como polizón.
  14. Haber que han violado las condiciones de una visa de estudiante.
  15. No tener documentos que son necesarios para obtener la green card.
  16. Haber sido penalizado civilmente de acuerdo a las disposiciones del artículo 247C la Ley de Nacionalidad e Inmigración (INA, siglas en inglés).
  17. Cumplir con alguno de los supuestos que hacen a una persona inelegible para poder adquirir la ciudadanía americana, según los artículos 314 y 315 de la INA.
  18. No haber cumplido en tu país con la obligación del servicio militar.
  19. Haber sido expulsado de Estados Unidos nada más llegar a las fronteras del país.
  20. Tener o haber tenido presencia ilegal en Estados Unidos.
  21. Cometer una infracción inmigratoria y después continuaron viviendo en Estados Unidos en una situación de presencia ilegal.
  22. Haber sido deportado.
  23. Haber sido deportado y después de su deportación han vuelto a cruzar ilegalmente a Estados Unidos, causando así lo que se conoce como prohibición permanente.
  24. Practicar la poligamia.
  25. Secuestro internacional de niños.
  26. Haber votado ilegalmente en Estados Unidos.
  27. Haber renunciado previamente a la ciudadanía para evitar pagar impuestos.
  28. Haber tenido una visa de intercambio J-1 hasta que pasan dos años viviendo fuera de EEUU en los casos en los que aplica, que no es siempre.
  29. Cuando tu presencia en EEUU puede ser calificada de que sería un perjuicio para el país.
  30. Haber reclutado a niños-soldados o cometido tortura o asesinatos extrajudiciales.
  31. Haber atentado gravemente contra la libertad de religión cuando se actuaba como oficial de otro país.
  32. Haber ayudado a indocumentados a entrar ilegalmente a Estados Unidos.

Cabe recordar que la residencia permanente (Green Card) no es un beneficio garantizado y puede ser retirado en cualquier momento por un juez de inmigración si se incumplen las leyes. Hasta la ciudadanía ningún inmigrante está a salvo de perder su estatus.