El activista cubano exiliado en Miami, Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, informó este lunes que recibió una notificación de permiso de trabajo de parte de las autoridades migratorias de Estados Unidos y no tendrá que abandonar el país, según reporta Diario de Cuba.

Sánchez, quien llegó a Estados Unidos hace 49 años, había informado que en abril el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) le había negado el permiso de residencia permanente en Estados Unidos, y le había pedido que abandonara el país.

En declaraciones a la agencia Notimex, el abogado de Sánchez, Willi Allen, dijo que el activista actualmente está en el proceso de obtener su residencia y que el mismo podría tardar «de siete a ocho meses».

Sánchez ha sido protagonista de una docena de huelgas de hambre en reclamo por los derechos humanos de sus compatriotas y ha liderado varias flotillas en aguas internacionales frente a las costas de Cuba para reclamar democracia en la Isla.