Como muestra de quién realmente el que manda es Raúl Castro, durante una sesión de en la Asamblea Nacional, el líder del Partido Comunista, se aburrió y con gesto de cansancio preguntó cuando era el receso.

Homero Acosta, actual secretario del Consejo de Estado, estaba hablando cuando Castro se levantó de su asiento sin pedir la palabra gritando y preguntando por el receso.

Los diputados en la sala comenzaron a reirle la gracia al dictador
“¿Va a haber receso por el camino, o no? Decídalo Ud. Llevas ya dos horas casi, hablando”,  dijo Castro.

Homero que intentó seguir hablando, no pudo concentrarse más y pidió el receso de la sesión.