trump-cuba

Donald Trumo hizo campaña en Miami prometiendo revertir la política de Obama hacia Cuba a menos que el gobierno de Cuba acceda a realizar elecciones libres, permita la libertad de expresión de los ciudadanos y detenga las detenciones arbitrarias.


Desde el punto de vista legal, la política de Obama hacia Cuba seria fácil de revertir, todas las acciones del presidente sobre Cuba fueron realizadas con órdenes ejecutivas por lo que solo bastaría otra orden ejecutiva del nuevo presidente para eliminarlas.

Desde el punto de vista práctico todo es mas difícil, varias empresas estadounidenses ya han comenzado a invertir en Cuba y han iniciado campañas de marketing para llevar servicios a la isla.

La línea de cruceros de Miami Carnival ha comenzado a tocar puerto en Cuba, empresas estadounidenses de telecomunicaciones han establecidos acuerdos de roaming con la isla, varias aerolíneas norteamericanas ya vuelan desde Estados Unidos a varias ciudades cubanas, Marriott se incorporó a una empresa conjunta para administrar algunos hoteles cubanos y AirBnb tiene a Cuba como su mercado de más rápido crecimiento.

Estados Unidos y Cuba tiene un acuerdo para comenzar a probar de manera conjunta una vacuna cubana contra el cáncer.


Para Trump como presidente no le seria fácil afectar los intereses de empresas estadounidenses que buscan nuevos mercados, aunque legalmente solo le hace falta firmar una orden.

Donald Trump tomara posesión el próximo 20 de enero del 2017, Cuba no va a ser su prioridad, pero en el primer año de su presidencia se sabrá con certeza cual será su estrategia para la isla de los cubanos.