obispos

Los obispos católicos expresaron sus condolencias a la familia del líder de la revolución y las autoridades del país. En su página web publicaron mensaje a la familia Castro y a todo el pueblo de Cuba.


«Desde nuestra fe encomendamos a Fidel Castro a Jesucristo, rostro Misericordioso de Dios Padre, el Señor de la Vida y de la Historia y, a la vez, pedimos al Señor Jesús que nada enturbie la convivencia entre nosotros los cubanos”.

De esta manera manifestaron su deseo de que la muerte de Fidel Castro no provoque la división entre los cubanos.

Confían al amparo de la Virgen de la Caridad del Cobre, el «futuro de la Patria», que «ella nos proteja y anime a trabajar juntos»

Las relaciones entre la Iglesia y el Gobierno, suavizadas ya hace algunos años, han dejado atrás una etapa de tensiones y desencuentros entre el Estado y la Iglesia.


Muestra de ello han sido las visitas de los papas Juan Pablo II, en 1998, y Benedicto XVI, en 2012.