El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo este viernes que su gobierno no expulsará a diplomáticos estadounidenses en respuesta a las sanciones que Washington anunció el jueves, según la agencia de noticias RIA.


«No crearemos problemas con diplomáticos estadounidenses. No mandaremos a nadie lejos», dijo Putin.

No obstante, el mandatario ruso se reservó el derecho de responder a las sanciones estadounidenses y dijo que las acciones que tomará en el futuro dependerán de las políticas del presidente electo, Donald Trump.

EE.UU. ordenó el jueves a 35 diplomáticos rusos abandonar el país y ordenó el cierre de dos complejos rusos por la interferencia de Rusia en la campaña electoral. A los diplomáticos y sus familias se les dio 72 horas para abandonar el país.

El gobierno estadounidense describió el involucramiento de Rusia como «actividades cibernéticas significativamente maliciosas» y sancionó, además, a seis individuos rusos y cinco entidades de esa nación. Es la primera vez que son publicados los nombres de funcionarios rusos involucrados en el hackeo.