Captura de pantalla

El Miami Herald obtuvo una copia de una grabación policial durante un arresto en mayo 2017. Las imágenes de la cámara corporal de un oficial muestra una tremenda pateadura a un sujeto que se encontraba tendido en el piso.


Los oficiales estaban en busca de un sospechoso de robo, luego identificado como Ravon Boyd. Cuando los oficiales cerraron el cerco alrededor suyo, acorralándolo en un complejo de apartamentos de Overtown, se puede ver al sujeto subiendo las manos y dejándose caer al suelo.

Sin embargo, la reacción de alguno de los oficiales está nuevamente bajo investigación, ya que uno de ellos arremetió contra el sospechoso con significante fuerza pateándolo en la cabeza entre otros lugares.

El Miami Herald informó que cuando los oficiales presentaron sus informes, afirmaron que las manos de Boyd estaban debajo de su cuerpo y creían que estaba «alcanzando un arma».

El oficial que se ve en el video propinando las patadas a Boyd es el sargento Claude Adam. El oficial que llevaba la cámara integrada en su uniforme era Brian Castro quien a cierto punto cubre la cámara con su mano.


Los investigadores del Departamento de Asuntos Internos aclararon a Adam de su acciones, pero encontraron que Castro, cubrió la cámara de su cuerpo durante el derribo.

Fue entonces que Castro dimitió de su posición cuando supo que iba a ser despedido.

Ahora, casi dos años después del incidente, mucho después de que la unidad de policía virtual de Miami descubriera el video y lo entregara a Asuntos Internos, el Panel de Investigación Civil de Miami, cuya tarea principal es la supervisión policial, ha comenzado a examinar el caso según el Herald.

«Me parece que no discernieron lo que realmente se vio en el video. No escucharon lo que escuchamos, lo que requirió una escucha cuidadosa «, dijo Cristina Beamud, la directora ejecutiva del panel. «No exploraron la idea de que no había ningún objeto y parecía que [Adam] hizo contacto con la cabeza de [Boyd]».