El proyecto de ley SB 182 pretende ayudar a los pequeños negocios que se encuentran en la Pequeña Habana, específicamente en las calles Flagler y Primera, que han sufrido el impacto de las reparaciones viales que se llevan a cabo desde hace más de un año, reporta El Nuevo Herald.

El creador de la propuesta, el senador demócrata de Miami José Javier Rodríguez, propone un programa de subsidios que mitige el impacto estas construcciones que hacen casi imposible el paso vehicular y peatonal por la zona.

Asimismo, el proyecto, que se enfonca en mejorar las prácticas que se llevan a cabo por el Departamento de Transporte de Florida durante la ejecución de grandes proyectos, propone subsidiar con hasta 15,000 dólares anuales a empresas que se encuentren en zonas de construcción y tengan 40 empleados o menos.

“Estas mejoras son muy importantes y ayudan a los negocios a largo plazo, pero mientras las construcciones están en curso, pueden tener un impacto negativo en los pequeños negocios, que son vitales para nuestra comunidad. Debemos establecer mejores prácticas para evitar que las áreas que rodean los negocios parezcan zonas de guerra, como ha pasado en la calle Flagler. Estas personas no tienen los recursos para lidiar con las interrupciones causadas”, dijo Rodríguez.