Con su pequeña hija a cuestas, la senadora demócrata Tammy Duckworth visitó a mujeres activistas en un edificio del Senado de Capitol Hill quienes protestaban contra la política de inmigración de «cero tolerancia» de la administración, según reportara la agencia de noticias CNN.


«Quería mostrar mi apoyo a la gente aquí hoy», dijo Duckworth, quien dio a luz a su segundo hijo en abril, en una entrevista con CNN luego de visitar a los manifestantes. «Solo podía imaginar lo que sería tener a mi hija, mi hija que está amamantando, arrancada de mí como lo han hecho algunos de los bebés de estas otras mamás».

Más de 1,000 mujeres activistas marcharon a través de Washington el jueves para protestar por la separación de los niños de sus padres de inmigrantes en la frontera de Estados Unidos y México.

La Policía del Capitolio de los EE. UU arrestó a aproximadamente 575 personas en manifestaciones ilegales, incluida la representante demócrata Pramila Jayapal, de Washington.

Hasta ahora, los arrestos han sido pacíficos, y los manifestantes no han discutido con los agentes de la policía del Capitolio durante los arrestos y no les han puesto esposas.


Otros senadores demócratas, incluidos Ed Markey de Massachusetts, Mazie Hirono de Hawai, Kirsten Gillibrand de Nueva York y Richard Blumenthal de Connecticut, también visitaron a los manifestantes para apoyar sus esfuerzos.

Los manifestantes repetían «abolir el ICE» y «¿dónde están los niños?» así como otros coros que son difíciles de escuchar dentro del edificio.

Los activistas se sentaron en el piso del edificio del Senado con mantas de emergencia para exigir al Congreso que actúe para poner fin a las políticas de la administración Trump que criminalizan y detienen a los inmigrantes indocumentados y los separa de sus hijos.

El Congreso saldrá de receso receso por una semana sin aprobar ninguna legislación que aborde la situación en la frontera de los Estados Unidos. El miércoles, la Cámara no aprobó una legislación que habría abordado en parte varias políticas de alto perfil relacionadas con la inmigración, incluido el financiamiento del muro fronterizo y un eventual camino a la ciudadanía para los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

En una orden ejecutiva la semana pasada, el presidente Donald Trump dijo que su administración estaba buscando más autoridad para detener a las familias juntas hasta el final de sus procedimientos de inmigración.

La orden ordena a las agencias federales, especialmente al Departamento de Defensa, que preparen instalaciones para albergar a las posibles miles de familias que serán detenidas.