Orien Greene, un ex jugador profesional de baloncesto de la NBA fue apresado por las autoridades policiacas, al ser acusado de entrar y manosear a mujeres que estaban durmiendo en varias casas de Pembroke Pines.

Greene, sigue preso y su fianza es de $30,000. Como profesional del baloncesto, estuvo en las nóminas de cuatro equipos de la NBA.