Agentes de la Seguridad del Estado prohibieron a las Damas de Blanco a manifestarse pacíficamente el día que se conmemora un año más del triunfo de la revolución cubana.

El secretario general de la Asociación de Sindicalistas Independientes de Cuba Iván Hernández Carrillo, denunció el arresto de la dirigente de las Damas de Blanco, Berta Soler, y del esposo de ésta, Ángel Moya, en el momento en que se dirigían a la catedral de la Habana para participar en la Misa de la Paz.

Ambos fueron puestos en libertad en las siguientes horas.

Según distintos reportes las casas de las Damas de Blanco y activistas de Derechos Humanos en Cuba están bajo vigilancia policial.