Presidente Trump y King Jong-un. Captura de pantalla Instagram/ABC NEws

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encontró con el dictador de Corea del Norte Kim Jong-un y cruzó la frontera donde se dieron la mano posando para las cámaras.


Trump y Kim Jong-un se reunieron por casi una hora en la zona en la zona desmilitarizada fuertemente fortificada (DMZ) y acordaron reanudar las conversaciones nucleares.

Su última cumbre se terminó en febrero sin avances en la desnuclearización en Corea del Norte.

Aparentemente, en una reunión organizada después de que el Sr. Trump invitó al Sr. Kim a Twitter el sábado, se dieron la mano a través de la línea de demarcación entre las Coreas antes de que el Sr. Trump cruzara brevemente hacia Corea del Norte, un hito simbólico.

«Me alegro de verlo de nuevo. Nunca esperé encontrarme con usted en este lugar», le dijo un sonriente Kim al Sr. Trump a través de un intérprete en un encuentro transmitido en vivo por televisión internacional.


«Gran momento», dijo Trump, «tremendo progreso».

El encuentro había sido descrito inicialmente como un breve saludo, pero el Sr. Trump y el Sr. Kim terminaron hablando durante casi una hora en un edificio conocido como la Casa de la Libertad, en el lado surcoreano.

Por un breve momento, al Sr. Trump y al Sr. Kim se les unió el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, una reunión de tres vías sin precedentes.

Hablando al lado de Trump en una declaración a la prensa, Kim dijo que la reunión era un símbolo de su «excelente» relación.