Donald Trump. Foto: Captura de pantalla

El presidente Donald Trump ordenó a General Motors que fabricara ventiladores bajo la Ley de Producción de Defensa horas después de criticar a la compañía por no actuar lo suficientemente rápido como para producir los dispositivos en medio de la pandemia de coronavirus.


El estatuto de la era de la Guerra de Corea puede obligar a ciertas compañías estadounidenses a producir materiales que son escasos ante el creciente brote.

La orden llega horas después de que GM anunciara planes para construir ventiladores de cuidados críticos con Ventec Life Systems en una de las plantas de componentes del fabricante de automóviles en Indiana.

Trump, en un comunicado de la Casa Blanca, dijo que la acción «ayudará a garantizar la producción rápida de ventiladores que salvarán vidas estadounidenses».

«Nuestras negociaciones con GM con respecto a su capacidad de suministrar ventiladores han sido productivas, pero nuestra lucha contra el virus es demasiado urgente para permitir que el proceso de contratación continúe su curso normal», dijo.


Hospitales de todos los estados de Estados Unidos están preocupados por la falta de ventiladores necesarios para tratar a los que se ponen graves producto del COVID-19.