Presidente Trump en Daytona 500

El presidente Donald Trump se convirtió en el segundo presidente en asistir al circuito de NASCAR Daytona 500 el pasado domingo.


La caravana presidencial salió a la pista para unirse en una vuelta de calentamiento después de haberle dicho a la multitud que Los corredores y sus equipos competían «por la pura gloria estadounidense».

Tras una recitación del comando de apertura, «Caballero, encienda sus motores», Trump se metió en su limusina negra para dar una vuelta ceremonial por el Daytona International Speedway.

El presidente también sobrevoló también la pista con el Air Force One lo que emocionó a gran parte de los asistentes.