Foto de archivo

El presidente Donald Trump aprobó una declaración de desastre para Florida, ya que los casos de COVID-19 se convierten en una preocupación creciente en el estado, especialmente en el sur de Florida.


La declaración, firmada el miércoles, permite que el estado reciba asistencia federal para ayudar con los esfuerzos de recuperación.

Los gobiernos locales también pueden recibir medidas de protección de emergencia para las zonas más afectadas.

Los fondos para el asesoramiento de crisis ahora estarán disponibles para los afectados en el estado.

A las 11 a.m., había casi 900 casos en todo el sur de Florida. La cifra total del estado era entonces de 1682 casos.