El presidente Donald Trump anunció que quedan suspendidos todos los vuelos desde Europa por un período de 30 días ante la amenaza de propagación del COVID-19.


El presidente hizo el anuncio desde la Casa Blanca este jueves mediante una conferencia de prensa dirigida a la nación. La nueva medida entrará en efecto el viernes.

También anunció que pedirá al congreso que se habiliten fondos especiales para ayudar a empresas pequeñas afectadas por el virus. De igual forma solicitará un crédito de nomina para los afectados.

Recordó a los residentes permanecer en casa en caso de sentirse enfermos, y no asistir a los centros de trabajo poniendo en riesgo a los demás empleados.

El presidente enfatizó que tomará todas las medidas necesarias para asegurar el bienestar de sus ciudadanos.