El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló sobre la caravana de inmigrantes que se dirige a la frontera sur y el riesgo que corre el país ante lo que denominó una invasión.

Trump que habló de importantes cambios en el proceso de asilo y la manera en que serán tratados los inmigrantes se refirió a la violencia mostrada por integrantes de la caravana contra el ejercito y la policía en México.

Debido a los altos de violencia vistos en los últimos días, Trump ordeno a los cercad e 15.000 soldados que están siendo desplegados en la frontera tratar las piedras como si fueran fusiles y responder en consecuencia.

Ante las preguntas de periodistas Trump reafirmo la orden y dijo que lanzar piedras sera considerado una agresión contra el ejercito y no se tolerará lo visto en México.


«Cualquier persona que arroje piedras o piedras, como lo hicieron con México y el ejército mexicano, la policía mexicana, donde lastimaron gravemente a la policía y los soldados de México, consideraremos que es un arma de fuego», advirtió Trump.