El presidente de Portugal, de visita en Estados Unidos, le dio un apretón de manos a Trump que lo movió de lugar al ser recibido en la Casa Blanca.


Marcelo Rebelo de Sousa, trato de adelantarse al presidente estadounidense Donald Trump quien es famoso por dar un fuerte apreton de mano en el saludo.

Trump esperaba a Sousa en la entrada de la Casa Blanca para un encuentro entre ambos mandatarios que transcurrió de manera distendida con varios comentarios sobre el mundial de fútbol.

«No olvide que Portugal tiene el mejor jugador del mundo, que se llama Cristiano Ronaldo», afirmó Rebelo de Sousa.

El presidente estadounidense bromeó con la idea de que el futbolista portugués Cristiano Ronaldo pudiera presentarse y perder unas elecciones presidenciales contra Rebelo de Sousa, quien le respondió que Portugal «no es como Estados Unidos».