Presidente Joe Biden plan de impuestos

El presidente de Estados Unidos Joe Biden, y su administración, se prepara para proponer un impuesto mínimo sobre ingresos a familias con un patrimonio de más de 100 millones de dólares.


“El impuesto sobre la renta mínima para multimillonarios garantizará que los estadounidenses más ricos paguen una tasa impositiva de al menos el 20 por ciento sobre sus ingresos totales, incluida la apreciación no realizada”, dijo la Casa Blanca. “Este impuesto mínimo aseguraría que los estadounidenses más ricos ya no paguen una tasa impositiva más baja que los maestros y los bomberos”.

La propuesta podría enfrentar una gran oposición en ambas cameras del Congreso lo que haría dificil que se convierta en ley.

La Casa Blanca proyecta que el impuesto multimillonario por sí solo reduciría el déficit en $360 mil millones durante la próxima década, mientras que el presupuesto general del año fiscal 2023 reduciría el déficit federal en más de $1 billón durante 10 años.

Según la Casa Blanca, los hogares más ricos que ya pagan el 20 % sobre la renta imponible estándar y los ingresos no realizados no deberán impuestos adicionales, pero aquellos que actualmente pagan por debajo de esa tasa realizarán un “pago complementario para alcanzar el mínimo del 20 por ciento” en su ingresos completos repartidos en varios años.

“La propuesta permite a los hogares adinerados distribuir los pagos adicionales iniciales sobre los ingresos no realizados durante nueve años, y luego cinco años para los pagos adicionales sobre los nuevos ingresos en el futuro”, dijo la Casa Blanca. “Extender el pago a lo largo de varios años suavizará la variación de año a año en los ingresos por inversiones, al mismo tiempo que garantizará que los más ricos terminen pagando una tasa impositiva mínima del 20 por ciento. Los contribuyentes sin liquidez pueden optar por pagar más adelante con intereses”.


La nueva medida parece contentar al ala más de izquierda dentro del partido demócrata como los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren y la congresista Ocasio Cortez.