Una propuesta para que California de separe de los Estados Unidos fue presentada a la Secretaría de Estado de la Oficina del estado ayer jueves.

La iniciativa «Calexit» (su nombre tomado de la salida británica «Brexit» de la UE) pediría a los votantes que derogaran parte de la constitución estatal que declara a California una parte inseparable de los Estados Unidos.

Una encuesta reciente encontró que uno de cada tres residentes de California apoyaría una posible secesión de los Estados Unidos debido a su oposición al presidente Trump. No se ha hecho mención del presidente en la propuesta.

Si la propuesta califica para la votación y es aprobada por los votantes, podría ser un paso para una futura votación sobre si el estado se separaría del resto de la nación.

El secretario de Estado Alex Padilla dijo que el grupo detrás de la propuesta, Yes California Independence Campaign, fue autorizado para comenzar a tratar de recolectar casi 600,000 firmas de votantes necesarias para colocar el plan en la boleta electoral.


«En nuestra opinión, los Estados Unidos de América representan tantas cosas que están en conflicto con los valores californianos, y nuestra continuada estadidad significa que California continuará subsidiando a los otros estados en detrimento nuestro, y en detrimento de nuestros hijos» dijo la propuesta.

La propuesta de enmienda constitucional, titulada California Nationhood, también pediría a los votantes que derogaran el texto que dice que la Constitución de los Estados Unidos es la ley suprema. Si se aprueba, se pide la programación de un voto en 2019 para pedir a los votantes, «¿Debería California convertirse en un país libre, soberano e independiente?».