150-dream-army-940


El senador republicano Lindsey Graham (Carolina del Sur) prepara un proyecto de ley que extendería las protecciones legales de los jóvenes indocumentados que entraron siendo niños a Estados Unidos y se conocen como dreamers.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de al menos otros cuatro legisladores que integraron el Grupo de los Ocho, que en el 2013 redactó el plan de reforma migratoria S. 744 aprobado por el Senado.

Entre ellos se encuentran Jeff Flake (Arizona) y los demócratas Dick Durbin (Illinois), Charles Schumer (Nueva York) y Bob Menéndez (Nueva Jersey).

El presidente electo Donald Trump advirtió que, de llegar a la Casa Blanca, deportaría a los 11 millones de indocumentados que viven en el país y que además construiría un muro en la frontera con México.

El plan de reforma migratoria S.744 incluye la legalización de millones de indocumentados y medidas para mejorar la seguridad de la frontera y el control de la inmigración legal.


Los beneficiarios obtendrían una residencia provisional por espacio de 10 años, al término de los mismos podrían solicitar la residencia legal permanente. Tres años después serían elegibles para la ciudadanía.

Para aprobar cualquier ley de beneficios migratorios en el Congreso, se necesitan 218 votos en la Cámara de Representantes y 60 en el Senado.