matthew-cuba-destrozos-derrumbes-viviendas_ediima20161005_0561_4


Reporteros de medios alternativos de prensa corren el riesgo de ser arrestados por informar al margen de los medios oficiales.

Algunos de ellos fueron arrestados brevemente cuando intentaban reportar sobre los estragos del huracán Matthew en Baracoa.

El periodista independiente Ignacio González, que dirige la agencia En Caliente Prensa Libre, podría ser enjuiciado por el delito de «actividad económica ilícita», según informó Martí Noticias.

González, quien permaneció 48 horas detenido después de ser arrestado el lunes en su estudio de Centro Habana, dijo a la reportera Yolanda Huerga, de Radio Martí, que las autoridades judiciales le abrieron un expediente procesal.

El periodista opina que en este operativo contra diferentes agencias de prensa y reporteros independientes, el gobierno busca alejarse de la connotación política y trata de convertirlo en un problema legal.


El periodista alega que en Cuba no existe libertad de prensa, ni la posibilidad de obtener una licencia para ejercer el periodismo de forma independiente.

Pero el suyo no es el único caso. Varios periodistas independientes han sido detenidos cuando intentaban reportar desde Baracoa sobre los estragos causados por el huracán Matthew.

Un editorial publicado este jueves en el diario oficial Granma sobre la cobertura que han intentado dar los medios alternativos cubanos tras el paso del huracán Matthew por el extremo oriental de la isla, ha dejado muy clara la posición del gobierno con respecto al periodismo independiente Cuba, al que desacredita y acusa de servir a intereses personales y extranjeros.

El editorial fue publicado un día después que varios reporteros de medios alternativos de prensa fueran detenidos e impedidos de realizar su labor periodística en los municipios guantanameros afectados por el ciclón, especialmente Baracoa.