El posible error que pudo haber concedido la ciudadanía a 858 inmigrantes que ocultaron su verdadera identidad para eludir la deportación y obtener ciudadanía esta siendo investigado.


La investigación lleva varios años vigente y es conocida como la Operación Janus, ha dado a conocer que por lo menos uno de los 858 inmigrantes naturalizados por error se encontraban ofreciendo sus servicios como funcionarios en el area para el cumplimiento de la ley,otros como trabajadores en áreas incluyendo aeropuertos y puertos marítimos.

Las autoridades han advertido que revocar la ciudadanía a una persona es un proceso largo que puede llevar años y es la corte federal quien debe iniciar el proceso.

El principal error de este proceso se adjudica a que los registros de huellas dactilares no se digitalizaban antes de la existencia del internet. Una de las preocupaciones de más relevancia por el momento es que los funcionarios se están viendo presionados debido al aumento de solicitantes de ciudadanía en los últimos 12 meses, cifra que asciende a un millón de inmigrantes.

Algunos casos publicados son el de Ahmad Khan Rahami, quien fue acusado por los recientes atentados con bombas en Nueva York y Nueva Jersey, quien se convirtió en ciudadano en el 2011. Arcan Cetin proveniente de Turquía quien protagonizo la matanza de cuatro mujeres y un hombre hace dos semanas en un centro comercial en el estado de Washington. por mencionar algunos.

El informe publicó que la investigación se centró específicamente sobre extranjeros que llegaron de dos «países de interés especial» y de «otros dos países que comparten fronteras con un país de interés especial».