A penas unas horas sin la presencia del Dr. José Rubiera en los partes meteorológicos de la televisión cubana sobre el huracán Irma y ya los que vivimos en esta Isla comenzábamos a preguntarnos dónde estaba el popular meteorólogo que tanta calma e información nos trae en medio del más potente ciclón.

Se dice que los que vivimos en esta Isla dominamos muy bien tres temas: La pelota, la política y la meteorología. Y aunque los cubanos ya hemos adquirido una cultura ciclónica como se dice y más de uno ofrece su disertación ante un fenómeno atmosférico, no cabe dudas de que las explicaciones del Dr. en Ciencias José Rubiera Torres no solo transmiten datos y variables climatológicas, sino también una comunicación muy precisa a quienes le seguimos en cada parte meteorológico.

Las redes sociales también estallaron con frases y memes que aclamaban su regreso a las pantallas cubanas. Palabras como estas podían leerse en Facebook: “Los cubanos por estos días estamos en plan: «Sí, ya sé que Irma es peligrosa; sí, ya sé que el Instituto de Meteorología alerta sobre las lluvias, los vientos etc… Pero hasta que no me lo diga Rubiera, no me lo creo del todo»…y en efecto”.

Otro usuario comentaba: “Y por fin apareció #Rubiera en el noticiero de anoche, es increíble la confianza que tiene todo el pueblo de Cuba en este gran Profesional.”


“#Cuba no está preparada aún para vivir con un huracán sin #Rubiera. Ya lo veo y me siento más tranquila, porque este #supermeteorólogocomunicador sabe como entrar a los hogares y decir: tranquilos mis amigos, Irma ya se va!!!”, decía otro comentario en esa red social.

Tanto se le extrañó a este gran profesional que a pesar de estar en el exterior decidió regresar a Cuba para que escucháramos de su propia voz la evolución y trayectoria del huracán Irma.
Quizás el parte de las 8:00 de la noche de este 7 de septiembre fuera uno de los más esperados, porque toda Cuba sintonizó la señal para encontrar en su análisis una explicación precisa y fácil de comprender.

Rubiera y la nueva generación de meteorólogos

Cuba entera sabe que el Instituto de Meteorología de la Isla cuenta con profesionales muy talentosos como la Dra. Miriam Teresita Llanes o el Dr. Miguel Ángel Hernández, por solo citar dos ejemplos. También sabe que una nueva generación de meteorólogos dan continuidad a las enseñanzas del profesor José Rubiera, como es el caso de Yinnelis Bermúdez o Elier Pila.

Sin embargo, los cubanos lo extrañamos durante su ausencia porque él lleva muchos años ofreciéndonos sus conocimientos y talento para comunicar. Y es que también nos acostumbramos a su manera de lograr que cada detalle científico se entendiera como algo natural. En parte esa cultura meteorológica que hoy poseemos se la debemos a él que por mucho tiempo nos transmitió un discurso cercano y afable al decirnos: “Así que mis amigos este es el tiempo, les deseo que pasen una noche muy feliz y hasta mañana”.

Todos en casa hacemos silencio cuando entra Rubiera en pantalla, porque su poder de comunicación es tal que los cubanos ya sabemos hasta por su tono de hablar, la magnitud de un fenómeno natural.

Rubiera sabe que no solo es querido sino también muy respetado por su intenso trabajo de hace más de 30 años. Por eso, cuando se le interrogó sobre el reconocimiento y afecto de los cubanos hacia él respondió:”Para mí es una gran satisfacción. Quiere decir que han servido para algo la ciencia y la información meteorológica a la que he dedicado toda mi vida.”

“Yo empecé la información diaria meteorológica en el noticiero cuando se decía que no era posible. Fue un 13 de enero de 1981. Empecé en vivo con la televisión en blanco y negro. Estuve mucho tiempo solo hasta que después empezaron a salir más personas y otros programas. Después fue creciendo.” “Hoy soy profesor de Comunicación Meteorológica en la Universidad de La Habana. Intento mezclar el periodismo con la ciencia. A veces lo logro y a veces no.”

El Dr. José Rubiera ya no trabaja directamente en el instituto de Meteorología del cual fue su director por muchos años. Hoy es Vice-Presidente del Comité de Huracanes de la Asociación Regional IV América del Norte, América Central y el Caribe) de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y representa a Cuba ante este Comité desde 1989.

De Rubiera todos admiran su poder de comunicación, pero no hay dudas también que es un excelente científico que ha dedicado su vida a una profunda investigación sobre los huracanes, los avisos de alerta temprana y las implicaciones de los huracanes para la sociedad.

Los cubanos agradecemos su presencia y de alguna manera siempre lo vamos a extrañar, porque su huella no solo ha quedado en los estudios de la meteorología sino en el cariño de cada cubano que lo admira.