Un nuevo estudio confirma que desde el 2011 a por lo menos 2015, la tasa de aumento del nivel del mar en el sureste de EE.UU. se disparó por un factor de seis, de 3-4 milímetros al año a 20, lo que confirma la teoría de muchos residentes que notaron este cambio climático, reporta la página web Gizmodo.

«El área de Miami comenzó a recibir casi una pulgada de nivel del mar al año, y la sperosnas se percataron de eso», dijo Hal Wanless, geólogo costero de la Universidad de Miami.
Otro factor a tener en cuenta es que los indicadores de marea registraron velocidades mucho más rápidas del aumento del nivel del mar lo que tuvo una reacción directa en las llamadas inundaciones «molestas».

Todos estos factores, sumados a la combinación de los procesos oceánicos y atmosféricos pudieron haber sido los culpables del «punto caliente» del nivel del mar, algo que nos recuerda que los océanos no están aumentando uniformemente, en el espacio o en el tiempo, de acuerdo a un estudio.

Asimismo, investigadores de la Universidad de Florida analizaron los registros del nivel del mar a lo largo de toda la Costa Este durante los últimos 95 años y encontraron que una combinación de dos patrones climáticos naturales, la Oscilación del Sur de El Niño (ENSO) y la Oscilación del Atlántico Norte (NAO), estaban asociados con «puntos calientes» del aumento del nivel del mar a lo largo de la costa oriental.