Un grupo de policías visitó al niño de 3 años que fue víctima de un ataque aleatorio y no provocado en un Walgreens de la ciudad de Miami.


Agentes de la policía de la ciudad de Miami sorprendieron el viernes a Samuel y a su madre.

Los oficiales incluso dejaron que el niño se sentara en un vehículo policial especializado.

También colmaron de regalos a la familia y montaron un espectáculo de luces policiales en la calle, con la esperanza de poner sonrisas en sus rostros después del ataque del 13 de diciembre.

Los investigadores dijeron que un hombre le dio un puñetazo a Samuel en el Walgreens ubicado cerca de 20th Street y 17th Avenue.

El sospechoso, identificado como Marvin Green, fue arrestado el viernes y acusado de abuso infantil.

La policía compartió el video de la visita a Samuel en sus redes sociales con el siguiente mensaje:

«Tomando una pausa en su investigación.
Nuestra Unidad de Asaltos decidió ir más allá de su deber para ayudar a traer un poco de alegría a Samuel entregándole regalos / un recorrido en nuestro SlingShot.

Estamos muy orgullosos de nuestros detectives por este acto compasivo y todo lo que hacen«.