Agentes de la policía del Vaticano retiraron una bandera cubana a un manifestante dentro de la Plaza San Pedro.


Un joven cubano que logró acceder a la Plaza San Pedro, se encontraba arrodillado con su bandera cubana durante la misa del Papa cuando varios agentes se le acercaron y le retiraron la bandera.

Los policías se quedaron alrededor del cubano mientras le pedían que escuchara al Papa que estaba dando su mensaje.

En horas de la mañana la policía italiana impidió la entrada de cientos de cubanos a la Plaza San Pedro impidiendo así que pudieran manifestarse delante de los ojos del Papa.

Los cubanos encabezados por Otaola se manifestaron en las afueras del Vaticano en Roma tirándose en el suelo y gritando libertad.