La policía de tránsito en Miami está poniendo especial atención en los conductores de Uber y Lyft que bloquean y entorpecen el tráfico al recoger o dejar pasajeros en diferentes puntos de la ciudad.


En concurridas avenidas puede ser muy frustrante para algunos conductores cuando tienen que esperar o manejar alrededor de un vehículo mal estacionado que espera por pasaje. Así lo expresaron algunos residentes en un reportaje especial de 7News sobre esta situación y como está actuando la policía al respecto.

«Esa es en realidad una de las peores cosas para el tráfico aquí en Miami», opinó Guillermo Briceno un residente y conductor frustrado por el tráfico en la ciudad.

Entre las zonas donde se ve con frecuencia este tipo de situaciones se encuentran las vías en Miami Beach como Oceans Drive, Collins y Washington Avenue. También sucede mucho en Brickell Avenue y la zona de la 2 avenida del noroeste en Wynwood, donde solo viaja una vía en cada dirección, parece ser la peor de todas.

La policía hasta el momento no está multando a los conductores pero si los detienen y le ponen en aviso que no es correcto lo que están haciendo cuando obstruyen el tráfico y causan demoras de varias cuadras.


En lugar de detenerse en las vías principales, la policía sugiere que giren y paren en la calles laterales aun si los pasajeros piden bajarse en la calle principal.

El Comandante Dan Kerr explicó que además le preocupa la seguridad de las personas. «La razón más importante es el problema de seguridad. Tienes niños saliendo y, a veces, salen de tu lado. Probablemente lo hayas visto en el lugar en el que se han salido, y luego me viene el tráfico. Me preocupa que alguien resulte lastimado».

Uber dijo que una solución al problema es tener «ubicaciones designadas» para dejar y recoger personas en áreas concurridas como Wynwood. Eso significa que a los conductores de Uber y Lyft solo se les permitiría detenerse en ubicaciones específicas, pero la ciudad tendría que deshacerse de algún estacionamiento en la calle para dejar espacio para esta zona «designada».

Javi Correoso, un portavoz de Uber dijo que, «podría funcionar en el sur de la Florida. La cosa número uno es trabajar con las ciudades para comprender los datos de donde los usuarios solicitan que los dejen para poder reutilizar el espacio».

Mientras que los conductores no están siendo multados aún, eso acabará y la policía dijo que los conductores recibirán una multa de $179 dólares por obstruir el tráfico.