La Policía de Nueva York se encuentra en alerta máxima después de los reportes de una explosión en Manchester durante el concierto de Ariana Grande y que la policía sospecha que se trató de un atentado suicida.

En Manchester se reportan hasta el momento hasta 20 muertos y cientos de heridos además de una ciudad en pánico.

Agentes del FBI fueron informados de que el incidente está siendo tratado como un atentado terrorista lo que ha encendido las alarmas.